Cada producto espera su turno